https://www.academiatv.es/wp-content/uploads/2022/04/Jordi-Hurtado-Saber-y-Ganar-25-anos-1-scaled-e1649341351961.jpg

Entrevista a Jordi Hurtado. 25 años de Saber y ganar

7 de abril de 2022

Por Sara Pulido

El académico y presentador Jordi Hurtado hace historia de la televisión y cumple 25 años al frente del emblemático concurso Saber y Ganar (TVE). Un formato intergeneracional de los que aún lograr sentar a la familia delante de la tele. El equipo ha salido del plató para celebrar sus bodas de plata con un  programa especial donde vemos el trabajo que hay detrás de las cámaras y en el que han participado numerosos compañeros del medio. Como referente que es en la permanencia televisiva a la pregunta de si echa en falta algo en nuestro panorama audiovisual responde: “a veces, la paciencia para mantener un programa y dejar que se consolide”.

 

Desde aquel 17 de febrero de 1997, fecha en que se emitió el primer programa, se han realizado más de 4.000 horas de emisión y se han formulado más de 450.000 preguntas. 25 años de Saber y ganar, un record en la historia de la televisión. ¿Cuál ha sido el secreto?

No encuentro una única respuesta. Quizá una serie de factores que se han unido. Desde los concursantes que son uno de los grandes éxitos de Saber y Ganar hasta la forma de realizar las preguntas. Con unos contenidos cercanos al espectador hemos logrado una gran fidelidad del público. Eso hace que este programa se vea con muchísimo cariño en todo el mundo.

Y como presentador, ¿ cuál es la clave de la permanencia?

Creer profundamente en lo que haces, disfrutar con cada programa y sentirlo algo tuyo. Me lo paso muy bien haciendo Saber y Ganar y nunca he perdido las ganas. Me obliga a estar en la actualidad de todo, del deporte, del cine, de la ciencia… Además, tengo una gran libertad creativa y eso me ayuda a sentirme fresco y renovado como comunicador. Esa es una de las grandes bazas para seguir adelante.

«Tengo una gran libertad creativa y eso me ayuda a sentirme fresco y renovado como comunicador»

¿Cómo recuerda los comienzos del programa?

Fue una llamada de TVE en San Cugat. En cuanto me dijeron que el director era Sergi Schaaff ya me pareció suficiente garantía. Un profesional que ha hecho grandes formatos, que trabaja muy bien el medio, que lo conoce y que fue mi descubridor. Iniciamos este recorrido todo el equipo con una apuesta inicial de solo tres meses. Con muchas ganas y con mucho esfuerzo hemos conseguido llegar hasta hoy. Con tanta oferta de contenidos audiovisuales que esto siga funcionando es algo extraordinario.

¿Y cómo es un día de rodaje de Saber y ganar?

Son jornadas maratonianas de mañana y tarde en las que llegamos a grabar hasta cinco programas. Los concursantes han sido convocados previamente y a primera hora de la mañana ya están en maquillaje. Después preparación y al plató. El concursante que va ganado tiene también grabación todo el día. La dirección de programa, el equipo, también tiene una reunión previa para preparar los guiones. La pandemia nos hizo cambiar la forma de trabajar y ahora lo recibimos todo previamente durante el fin de semana.

¿Qué destacarías de los profesionales que están detrás de la cámara en el programa?

El trabajo todos estos años de Juanjo Cardenal, la voz en off del programa, tras su jubilación la llegada de Elisenda Roca, una profesional a la que los espectadores ya conocen por Cifras y Letras. Le ha dado un impulso al programa extraordinario. Pilar Vázquez, que vuelve a estar con una prueba nueva en el programa. Marisa Pérez que está al frente de la selección de concursantes, encontrando esos diamantes en bruto que luego logran llegar a 100 programas. Y el trabajo del equipo de guionistas, un trabajo fundamental para el éxito de Saber y Ganar.

La primera vez delante de la cámara. ¿Cómo la recuerdas?

Fue con 28 años, en 1985, en Si lo sé no vengo…Sin televisiones privadas, en prime time de La 1, jueves noche, millones de espectadores delante de la pantalla. Fue como si a un actor al que no conoce nadie lo lanzan a Hollywood. Lo importante fueron las ganas de aprender que tenía bajo la dirección de Sergi Schaaff que es mi gran maestro y mi gran mentor. Después, nos reencontramos 1997 con Saber y Ganar.

 

Jordi Hurtado con su maestro y mentor Sergi Schaaff

En tu faceta de doblaje, también fuiste Epi del mítico Barrio Sesamo. ¿Qué destacarías de esta experiencia?

Siempre he compaginado la radio y la televisión con el doblaje. Epi fue un personaje extraordinario y me encantó seguir la línea de los dobladores que lo habían hecho antes. Recuerdo unos guiones extraordinarios y divertirme mucho haciendo ese trabajo.

¿Cómo ha evolucionado la tele de aquellos años a la actualidad?

Sobre todo, cómo Internet ha cambiado la forma de ver y hacer televisión. Y cómo las plataformas han cambiado la forma de consumirla. Ya no estamos sentados delante del sofá esperando a ver qué ponen en la tele,  hoy el espectador consigue hacer su propia programación a la carta. La tele indudablemente se ve de otra forma.

«Somos la gran cantera de los concursantes televisivos y eso ha sido uno de los grandes logros de Saber y Ganar»

Y en el género concurso, ¿ cómo crees que ha evolucionado la televisión?

En España están funcionando muy bien formatos internacionales de éxito. Y los concursos, sobre todo el concurso familiar, siguen teniendo una gran repercusión y son programas que ocupan franjas televisivas de gran éxito. Lo vemos también en La Ruleta de la Fortuna y los años que lleva ya, en Pasapalabra, en Boom…Yo disfruto mucho viendo la gran cantera de concursantes de Saber y Ganar que triunfan en todos estos programas. Me divierte que triunfen también en otros programas. Somos la gran cantera de los concursantes televisivos y eso ha sido uno de los logros de Saber y Ganar. Su personalidad ha hecho que les llamen de otras cadenas.

Eres el referente de los concursos televisivos. Pero ¿tienes alguna asignatura pendiente en la tele?

Me veo en un entretenimiento que tenga divulgación cultural en el que pueda hacer programas en los que esté explicando cosas de forma divertida. También he disfrutado mucho como maestro de ceremonias en la gran fiesta de los 25 años. Y seguro que habrá oportunidad de repetir programas con estos ingredientes.

 Si tuvieses que elegir el minuto de oro de tu trayectoria…

Sería el principio de mi andadura televisiva con Si lo sé no vengo. Gracias a ese primer minuto del verano de 1985 han pasado ya casi 37 años y sigo en televisión, comunicando y llegando. Y el espectador me espera cada día. Y eso es para mi lo más importante, ser feliz en el desarrollo de esta labor audiovisual.