https://www.academiatv.es/wp-content/uploads/2022/04/microphone-g652ba3289_1920.jpg

Entrevista a Santiago de la Rica, Premio Talento 2022

18 de abril de 2022

Por Lucía López Puerta

Con tres décadas de experiencia en la industria, Santiago de la Rica comenzó en Globomedia. De 1996 a 2003, desempeñó el cargo de director de Producción. Durante esta época, produjo títulos como Médico de Familia, Periodistas o Los Serrano. Posteriormente, trabajó como director general de Globomedia desde el año 2005 a 2016. También ha tenido incursiones en el mundo cinematográfico, con largometrajes como Pájaros de Papel (2010) o Águila Roja, la película (2011). En 2017, se incorporó a Onza como director general de Producción. En Onza, ha liderado proyectos de ficción como Hernán, Parot o las tres temporadas de Pequeñas Coincidencias. Asimismo, ha producido programas de entretenimiento tales como
Donde comen 2, junto con su secuela Donde viajan 2, y la serie documental Real Madrid, la leyenda blanca.

¿Cómo recuerda su primera vez en televisión?

Desde que tengo uso de razón he sentido una gran atracción por el mundo de la televisión, recuerdo que la primera vez que trabajé en un programa de televisión me pareció algo mágico un universo increíble. Comencé en un gran concurso televisivo que superó con creces todas mis expectativas, también vienen a mi mente las jornadas interminables de trabajo, recuerdo que era un programa que grabábamos los viernes y se emitía los sábados … una locura, pero también recuerdo que se pasaban las horas volando, trabajábamos con una ilusión enorme, queríamos sacar el programa cada semana a toda costa, costase el esfuerzo que costase, merecía la pena. 

El mundo de la televisión es un mundo vocacional y sobre todo pasional, se nota enormemente cuando hay pasión y eso se traduce además de una satisfacción que se contagia a todo el equipo.

También ha hecho cine, ¿con qué se queda?

Es una pregunta complicada, cada proyecto supone un reto, en el que proyectas lo mejor de ti con las mismas ganas e ilusión que el primero que hiciste, de cada uno de ellos siempre te quedas con algo, siempre aprendes, siempre tienen su propio sello de identidad, que lo hacen único y mágico.

Creo que me quedo con todo, es imposible renunciar a cualquier formato audiovisual, todos tienen su atractivo indefinible, da igual que sean grandes o pequeños, todos poseen su encanto.

Ha estado al cargo de series como Parot, Pequeñas Coincidencias o Se acabó lo que se daba, ¿De qué se siente más orgulloso?

Por fortuna he participado en muchos programas, series y películas, cada proyecto tiene su complicación y sus peculiaridades, la verdadera satisfacción es cuando ves los proyectos que alcanzan la luz, ese es el verdadero orgullo. Es muy complicado poner cualquier proyecto en funcionamiento, todos y cada uno de ellos tienen sus complejidades, da igual que tipo de proyecto se trate siempre son un reto y una satisfacción enorme verlos nacer. No podría elegir uno solo de ellos, sé que es un tópico, pero es una realidad, estoy orgulloso y muy satisfecho de cada uno de ellos pues todos me aportaron algo que me hace sentir orgulloso.

¿Qué retos tienen en mente alcanzar dentro de la profesión? 

Seguir trabajando como hasta ahora y que la vida me siga ofreciendo la posibilidad de continuar ejerciendo mi profesión a la que le he dedicado tantos años, seguir creyendo en cada proyecto con la misma ilusión y profesionalidad.

¿En qué proyecto está inmerso en la actualidad?

En la actualidad estamos inmersos en varios proyectos de distinta índole, documentales, series de ficción, algún programa de entretenimiento … desde la compañía siempre estamos sembrando, a veces se recoge con cierta rapidez y en otras ocasiones los procesos son más lentos, en estos días estamos empezando a cosechar la siembra de hace meses.

¿Cómo ve la salud de la ficción española?

La ficción española goza de una excelente salud, creo que están siendo los mejores momentos de su historia, la consideración internacional es fantástica, está funcionando mejor que nunca y espero que vayamos a más. Son muchos los años en los que hemos estado remando y compitiendo con presupuestos desmesurados, ahora y después de muchos esfuerzos narrativos, de producción etc. hemos demostrado que estamos en el primer nivel mundial de la ficción. 

Venimos de dos años complicados por esta pandemia, y aun así el sector no solo ha sobrevivido si no que ha salido reforzado.

La Academia de Televisión te ha concedido el Premio Talento. ¿Qué ha significado para ti este reconocimiento?

Este reconocimiento es una inyección de adrenalina, la verdad es que siempre es muy reconfortante recibir una palmada en la espalda, siendo en esta ocasión muchísimo más que una palmada, imagínate como me puedo sentir. 

Que te reconozca con esta distinción la academia de la televisión, es algo increíble, ni siquiera había soñado con esto.

Sin duda, he tenido la inmensa fortuna de trabajar dentro de compañías en las que siempre me he encontrado con los mejores profesionales de este país, sin este acompañamiento la academia de la televisión nunca hubiera considerado distinguirme con este inmenso honor.

Después de tantos años, tantas horas dedicadas, ver premiado el esfuerzo por los profesionales del medio, lo hace aún más satisfactorio si cabe.