https://www.academiatv.es/wp-content/uploads/2022/09/unnamed-1-e1662375931645.jpg

La innovación, garante del valor público de la radio y televisión pública autonómica

5 de septiembre de 2022

Por Francisco Moreno, Vicepresidente de la Academia de Televisión y Presidente de FORTA

En el caso de las televisiones autonómicas públicas, es imprescindible un modelo de innovación basado en la transformación digital como elemento acelerador.

Sobrevivir en el tiempo exige reinventarse y adaptarse a cada nuevo ecosistema. Reinventar la forma de hacer televisión y radio, en el contenido y también en el continente, implica también nuestra manera de llegar a la ciudadanía, sobre todo a las audiencias más jóvenes para crear esa conexión que se mantenga durante largos años. Adaptarnos a los soportes que nos conectan con el espectador. La brecha generacional y digital es evidente, pero no imposible de salvar, porque, con la misma novedad que de facto produjo nuestra irrupción en el panorama audiovisual, ahora nos seguimos esforzando en innovar para mantenernos en punta de lanza con cada avance. El auge de las grandes plataformas, la inmersiva digitalización y el desencanto generalizado de la población para con la televisión lineal son los grandes retos a los que nos enfrentamos desde FORTA, la Federación de Organismos de Radiotelevisiones Autonómicas.

Para sobreponernos a los obstáculos que toda transformación comporta, buscamos con eficacia generar un contenido diferenciado del resto de ofertas con fórmulas de proximidad hechas con calidad y narrativas muy reconocibles para las nuevas generaciones. De una forma u otra, todas nuestras cadenas están incorporando estrategias de innovación con las que asegurar un futuro prometedor para lo público. De acuerdo con lo establecido en el Manual de Oslo (OECD, 2005), las principales acciones de innovación se organizan a partir de estas cuatro dimensiones: la innovación de producto, la innovación de proceso, la innovación de mercadotecnia y la innovación organizativa.

Partiendo de un modelo de proximidad, característico en nuestras cadenas autonómicas, y de la economía circular, el objetivo es evolucionar a una innovación abierta y social, y que la inversión económica y social se reinvierta en la propia economía de la que son extraídos. Acompañados de la Universidad de Santiago, hemos elaborado un estudio para conocer las tendencias actuales, y establecer una línea de trabajo para que todas las corporaciones nademos en la misma dirección.

En el caso de las televisiones autonómicas públicas, es imprescindible un modelo de innovación basado en la transformación digital como elemento acelerador. La televisión ya no es una frecuencia que viaja por el aire; es una OTT que viaja por la fibra óptica. La apuesta por las nuevas tecnologías y la cooperación con otros agentes, desde el propio público hasta otras entidades y empresas del sector, son las dos líneas de acción principales en las que nos movemos.

Las radiotelevisiones públicas autonómicas agrupadas en la FORTA son operadores audiovisuales, con singularidad propia y fuerte presencia en sus respectivos ámbitos territoriales, así como personalizaciones adscritas a agencias a nivel estatal. Todas y cada una de nuestras corporaciones están en proceso de transición digital y adaptación de las nuevas formas de difusión multipantalla a las nuevas tendencias y demandas de las audiencias, que ya no son una masa, sino que son usuarios a los que debemos llegar de forma individual.

En cuanto a narrativas y producto, nos encaminamos hacia la reformulación de los contenidos. Con el crecimiento exponencial de las plataformas de streaming, en FORTA no nos queremos quedar atrás, poniendo la vista, por ejemplo, en dos los organismos que tienen su propia plataforma de vídeo bajo demanda (OTT CanalSur Más y OTT CMMPlay). La reciente puesta en marcha de la de Canal Sur, con una magnífica demanda, por cierto, demuestra cómo se compenetra con la televisión lineal para adaptarnos a las necesidades del consumidor y, además, trabajar en la difusión de contenidos autonómicos.

La digitalización también se encuentra entre los procesos en marcha de nuestras corporaciones, como es el caso de Aragón, Euskadi y Cataluña. En esta última, por ejemplo, el uso del Big Data y el machine learning, está resultando vital para mejorar los procesos de recomendación de contenidos.

Todo esfuerzo tiene su recompensa, como hemos podido comprobar tras la publicación de los datos de audiencia en el mes de julio para las cadenas. FORTA (8,3%), en cuarta posición, logra el mejor julio de los últimos 10 años.

Ese no es un mérito. Debe ser más bien un compromiso, pues elegirnos de forma tan amplia en un contexto tan fragmentado demuestra que resultamos útiles. Generar un contenido que se enfoque en las diferentes comunidades, pero que sea de interés para la población general es el principal reto al que nos enfrentamos. La tecnología digital nos permite ser vistos de forma global. Y estamos muy enfocados desde FORTA en difundir, más allá de nuestros propios territorios, las producciones autonómicas que son de gran calidad e interés. Queremos hacerlo de una manera que sea atractiva, manteniendo públicos tradicionales y todo ese otro público ya plenamente digital que tal vez nunca encienda un televisor. Más allá del tipo de pantalla, siempre necesitaremos a la televisión, y saber lo que ocurre a nuestro alrededor. Ese sitio también existe en el nuevo universo digital. Y ahí estamos.