https://www.academiatv.es/wp-content/uploads/2022/06/televisionabierta2.jpg

televisión abierta aboga por la continuidad de la televisión universal, libre y gratuita

16 de junio de 2022

"Se debe garantizar a la TDT acceso al espectro radioeléctrico en la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de 2023 (CMR-23)"

Según televisión abierta, en España, el medio de comunicación audiovisual, la televisión libre y gratuita que, informa, entretiene,  educa, cohesiona y ofrece acceso universal es la TDT. Representa el 71,8% del consumo de televisióni y es  la única solución tecnológica que cumple con los requisitos de servicio de interés general, incluyendo la  prestación del servicio público. La TDT también actúa de motor de la producción de contenidos española,  un sector diversificado y con gran implantación territorial. 

La TDT no discrimina a la ciudadanía por razones sociales, geográficas o de edad siendo la forma más  inclusiva y sostenible de distribución de contenido audiovisualii. También es la más robusta en caso de  emergenciaiii y proporciona un canal de comunicación con la ciudadanía en cualquier circunstancia. Europa es un continente de TDT y está presente en casi 185 millones de hogaresiv (el 45% del total). 

En lo que respecta a su evolución, los agentes sectorialesllevan años innovando y trabajando para acometer  la migración de todas las emisiones a Alta Definición (HD) y el inicio de emisiones en Ultra Alta Definición  (UHD) en España. Asimismo, han sido capaces de implantar en nuestro país soluciones híbridas que aúnan  lo mejor del mundo de la radiodifusión e internetv. Además, teniendo en cuenta el largo plazo, están  participando en la definición y concreción de soluciones tales como el 5G Broadcastvi

La TDT, para llegar a los hogares utiliza la banda de espectro 470–694 MHz, conocida como “sub700MHz”.  Esta banda es la única disponible tras haberse acometido el primer y el segundo Dividendo Digitalvii. Sin  acceso a esta banda garantizado a largo plazo, la TDT verá comprometida su capacidad inversora, operativa,  innovadora y competitiva. Como consecuencia directa, los ciudadanos no tendrían acceso universal, libre  ni gratuito a los contenidos en abierto actuales. Asimismo, su libertad de elección se vería reducida por  decisiones regulatorias y no por dinámicas de mercado. También la propia producción española de  contenidos se vería gravemente comprometida.  

En la actualidad, esta banda se usa de forma eficiente y compartida tanto en España como en el resto de Europa. De hecho, la TDT comparte existencia con los servicios de producción audiovisual inalámbrica  (conocidos como PMSE), los perfiladores de viento o los radares meteorológicos, siendo también posible la  aparición de otros usos compatibles con la TDT en el futuro. En lo que se refiere a los servicios PMSE, es  importante señalar que son indispensables no sólo para la producción audiovisual, sino también para organizaciones culturales, deportivas, artísticas, políticas, religiosas, educativas y de la sociedad civil. Sin el acceso a la banda, las industrias creativas y culturales se verían afectadas en gran manera. Y también lo  estaría la producción de contenidos, tanto española como europea. 

En la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones de 2023 (CMR-23)viii se debatirán posibles cambios en  el acceso a esta banda de espectro. En caso de alteración del actual statu quo, el resultado impactará a la  TDT y al resto de usuarios de la banda.  

Existe un intenso debate entre administraciones de diferentes países sobre el futuro del acceso a la banda  sub700MHz. En aras de una supuesta flexibilidad en el uso de esta, algunas administraciones plantean  abrirla a otros usos, pero sin aportar estudios concluyentes sobre la relación coste-beneficio que ello  supondría.  

En España sabemos bien que abrir la banda a otros usos significaría perder uno de los ecosistemas  audiovisuales más potentes y diversos de Europa. También sabemos que se produciría una grave alteración  de las dinámicas competitivas del mercado. Pero no conocemos ningún beneficio para España en caso de  que cambiase la regulación de acceso al espectro. 

En resumen, una decisión favorable a cambiar el actual régimen de acceso a la banda sub700MHz en la  CMR-23 pondrá en riesgo el acceso universal, libre y gratuito de los ciudadanos españoles a la plataforma  de consumo mayoritario que cumple con los requisitos de servicio de interés general, alterando gravemente  la competencia existente en el sector audiovisual e incluso la propia producción española de contenidos. 

Por todo lo anterior, la posición de televisión abierta con respecto al punto 1.5 de la agenda de la CMR 23 es la defensa de la seguridad jurídica en el mantenimiento de la prestación del servicio de TDT en la  banda UHF y por lo tanto de “no cambio” (No Change), manteniendo su asignación en primario, como  hasta la fecha. 

La presente posición es compartida con la mantenida oficialmente por la Administración Española, el sector  europeo de las industrias creativas y culturales, así como con organizaciones representativas del sector en  Europa, tales como la Unión Europea de Radiodifusión (UER)ix o la Broadcast Networks Europe (BNE)x